Inicio Departamentales Una vez más tratan de mentiroso a gobernador de Concepción

Una vez más tratan de mentiroso a gobernador de Concepción

Esta vez, un concejal municipal de Loreto fue el que publicó una queja en contra de Edgar López. Según el edil, el mismo se comprometió un año atrás a dotar de agua potable a un barrio de dicho distrito, sin embargo, hasta ahora la promesa sigue incumplida.

0
Publicidad

El concejal municipal de Loreto, José Espínola (PLRA) fue el que a través de las redes sociales y en entrevista con nuestro medio, señaló que el gobernador Edgar López sumó una mentira más a su gestión.

Según el edil, en el mes de julio del año pasado, ante el pleno de la junta loreteña, López se comprometió a la construcción de un pozo artesiano en el barrio San Antonio del mencionado distrito. La obra beneficiaría a unas 50 o 60 familias y al decir del concejal, la promesa del gobernador quedó asentada en el acta de la reunión.

La molestia de Espínola radica en que el mismo se enteró, según dijo, de boca de un alto funcionario de la Gobernación de que el proyecto del pozo artesiano, que era para el barrio San Antonio, fue llevado a otra comunidad.

Espínola, así como el intendente de Loreto, Rodolfo Insaurralde, son del mismo partido político que Edgar López, sin embargo y aunque el gobernador también es originario de dicho distrito, las quejas por la falta de sinceridad suman en contra de este en la comunidad.

«Hasta el momento, con el distrito de Loreto él sigue siendo un mentiroso», señaló en otro momento Espínola y agregó: «Loreto iba a ser su prioridad, porque él es loreteño».

Desde que inició la gestión de López al frente de la Gobernación ya fueron varios los episodios en los cuales le tocó hacer el papel de mentiroso con la comunidad de Loreto. Como ejemplo se puede mencionar el reclamo de los estudiantes universitarios, que tuvieron inconvenientes con el transporte diario hasta Concepción por falta de pago a la empresa por parte del Gobernador y la promesa de apertura de una oficina de la Gobernación en dicho distrito, que hasta hoy sigue incumplida.