Inicio Locales «Tati» Urbieta sostiene que usó dinero de Fonacide en pago de un...

«Tati» Urbieta sostiene que usó dinero de Fonacide en pago de un préstamo y «no recuerda» cuánto costó refacción del teatro municipal

El cuestionado intendente de Concepción, Alejandro Tati Urbieta, señaló en declaraciones a la prensa que los casi 5.000 millones de guaraníes, sacados de la cuenta exclusiva de Fonacide en el año 2018, fueron destinados a pagar el préstamo realizado para la refacción del teatro Municipal. La ley que regula el uso de dicho recurso es bastante clara en que su destino deben ser las instituciones educativas.

0

El intendente de Concepción, al que se lo notaba bastante nervioso, se refirió a los G. 4.812.990.000, movidos de la cuenta de Fonacide a la cuenta de recursos propios de la Municipalidad en el año 2018 y dijo que fueron destinados a pagar el préstamo de 5.000 millones de guaraníes, sacados por la Comuna para la remodelación del teatro municipal.

Urbieta explicó que la utilización de los mencionados fondos para pagar la deuda le fue autorizada en su momento por la Junta Municipal y a renglón seguido intentó justificar el movimiento. «Hoy, gracias a ese recurso, a ese diseño financiero que se tuvo, tenemos una infraestructura sumamente importante», indicó.

«El fondo de la cuestión (es que) el recurso de Fonacide es utilizado para una cuestión educativa. Qué mejor educación que el teatro», argumentó el jefe comunal a favor del multimillonario movimiento intercuentas.

Consultado sobre cuánto costó la remodelación y puesta en valor del antiguo teatro municipal, Alejandro Tati Urbieta dijo «no recordar» el monto, lo cual denota el poco interés en transparentar su gestión, considerando que la obra es reciente y por su envergadura la falta de memoria es el menos creíble de los argumentos.

La Ley 4758, que crea el Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide), establece claramente en su artículo 4º que «por lo menos el 50% (cincuenta por ciento) de los ingresos percibidos por Gobiernos Departamentales y Municipales en virtud de la presente Ley, deberá destinarse al financiamiento de proyectos de infraestructura en educación, consistentes en construcción, remodelación, mantenimiento y equipamiento de centros educativos; y el 30% (treinta por ciento) del total percibido en este concepto, al financiamiento de proyectos de almuerzo escolar, beneficiando a niños y niñas de Educación Inicial y Educación Escolar Básica del 1° y 2° ciclos de instituciones educativas del sector oficial, ubicados en contextos vulnerables». Esto veda la posibilidad de utilizar los mencionados recursos en otros ámbitos.

En el mes de mayo pasado, el jefe comunal había remitido una nota a Luis Cardozo Olmedo, responsable de Auditoría General del Poder Ejecutivo. En la misiva, Urbieta se comprometió a devolver en un plazo máximo de 90 días el millonario monto movido de la cuenta de Fonacide. Para cualquiera, dicha acción puede ser catalogada como un reconocimiento del mal manejo de los recursos.