Inicio Locales «Tati» Urbieta está cada vez más enredado en sus propias explicaciones

«Tati» Urbieta está cada vez más enredado en sus propias explicaciones

El intendente de Concepción, Alejandro Tati Urbieta, explicó públicamente que los casi 5.000 millones de guaraníes, transferidos en el año 2018 de la cuenta de Fonacide a la cuenta de recursos propios de la Comuna, se usó en el pago del préstamo realizado para refaccionar el teatro municipal. Sin embargo, el extracto de las transferencias demuestra que los montos y la frecuencia de las movidas fueron muy irregulares.

0

En declaraciones públicas realizadas ayer jueves, Urbieta aseveró que los G. 4.812.990.000 movidos de la cuenta de Fonacide a la cuenta de recursos propios de la Municipalidad, fueron usados para pagar las cuotas de un préstamo. Según la explicación el crédito en cuestión constituyen los 5.000 millones de guaraníes destinados a la restauración del antiguo teatro municipal.

El jefe comunal justificó su acción, diciendo que los recursos de Fonacide están destinados a educación y «el teatro es educación», por lo que correspondía la movida. Incluso, se escudó en que la Junta Municipal le autorizó suficientemente la operación.

Más allá de la discusión de si los fondos podían ser destinados o no a la remodelación del teatro, surgen algunas dudas al analizar el extracto de las transferencias, documento que obra en el informe final de la CGR sobre la auditoría practicada a la ejecución presupuestaria 2018.

Según dicho extracto, los G. 4.812.990.000 fueron movidos a la cuenta de recursos propios de la Comuna a través de ocho transferencias, realizadas desde el 23 de marzo hasta el 6 de noviembre de 2018.

Uno de los aspectos llamativos de las operaciones bancarias resulta la desordenada secuencia de las transferencias, ya que en los meses de abril, junio y agosto no hubo movidas, mientras que en el mes de setiembre, así como en el de octubre figuran dos transferencias seguidas, con diferencia de una semana. Pero lo más llamativo constituyen las cuatro movidas de 500, 160, 250 y 80 millones de guaraníes (en total 990 millones) del mes de noviembre, que fueron hechas en un mismo día.

Otro aspecto igualmente curioso es la diferencia muy grande existente entre los montos de una transferencia y otra, ya que las cifras varían entre 80, 160, 180, 185, 240, 250, 500, 637, 1.000 y 1.500 millones de guaraníes.

Lo que el común de la ciudadanía se imagina al considerar un préstamo bancario es que las cuotas siempre son iguales y a un plazo determinado, pagaderas generalmente de forma mensual.

Al realizar el pequeño análisis del extracto surgen las dudas en relación a la justificación hecha por el intendente. Si el dinero se utilizó para el pago de un préstamo, ¿por qué la secuencia de las transferencias fue desordenada y los montos movidos no son iguales?

En el mes de mayo pasado, el jefe comunal había remitido una nota a Luis Cardozo Olmedo, responsable de Auditoría General del Poder Ejecutivo. En la misiva, Urbieta se comprometió a devolver en un plazo máximo de 90 días el millonario monto movido de la cuenta de Fonacide.

Por otra parte, si tomamos en consideración el argumento del intendente, de que el teatro es educación y correspondía usar los recursos de Fonacide en la restauración, ¿por qué se comprometió a devolver el dinero a la cuenta original?.