Inicio Departamentales Sintierras abandonan parque natural tras intervención fiscal

Sintierras abandonan parque natural tras intervención fiscal

Un centenar de personas ingresó a la reserva natural Paso Bravo del departamento de Concepción y después de la presencia de una comitiva fiscal-policial, el grupo abandonó de nuevo el lugar.

0

Según explicó el fiscal Carlomagno Alvarenga, de la unidad especializada en delitos ambientales del Ministerio Público, días atrás recibió la denuncia sobre el ingreso de unas 15 o 20 personas dentro de los límites del parque nacional Paso Bravo, en la zona del arroyo Quien Sabe, distrito de Sargento José Félix López, departamento de Concepción.

A raíz de la denuncia, se preparó una comitiva fiscal, policial y del MADES para intervenir en el lugar, sin embargo, horas antes del operativo, la Fiscalía fue informada de que más de un centenar de personas se sumó al grupo original de invasores.

De igual forma se realizó la intervención el martes último y de acuerdo a lo dicho por Alvarenga, los identificados como líderes de los sintierra explicaron que la necesidad de trabajo, alimentos y tierra los llevaron a tomar la decisión de ingresar al inmueble, esperando que el Estado les entregue unas parcelas.

El agente fiscal sostuvo que aclaró a los invasores que por ley un parque natural es innegociable y que los emplazó por 24 horas para abandonar el lugar, de lo contrario serían detenidos en flagrancia y luego procesados.

«El solo hecho de ingresar configura el delito de perjuicio a reservas naturales», señaló Alvarenga, al tiempo de indicar que los sintierra se comprometieron a acatar la orden.

La policía de la zona informó posteriormente que los invasores abandonaron la reserva antes de las 24 horas, pero se apostaron frente al parque, que tiene unas 104 mil hectáreas de dimensión.

Por otro lado, el agente fiscal dijo que envió un oficio a la presidencia del INDERT, solicitando la presencia de funcionarios de la institución en el lugar, a fin de conversar con las familias que piden un pedazo de tierra.