Inicio Locales Según intendente, calamitosa situación de vertedero se debe a máquinas descompuestas

Según intendente, calamitosa situación de vertedero se debe a máquinas descompuestas

El vertedero de basuras de Concepción de nuevo fue objeto de intervención por parte del Ministerio del Ambiente, a causa del lamentable estado en que se encuentra. El intendente Alejandro Tati Urbieta culpó a algunas máquinas descompuestas de la situación denunciada por los vecinos del lugar.

0
Publicidad

«La situación del relleno está un poco complicada, a raíz de que nuestras máquinas están en reparo, pero en estos días nomás ya la topadora vuelve», señaló el intendente de Concepción Alejandro Tati Urbieta, al ser consultado sobre la situación de abandono en que se encuentra el vertedero de residuos municipal.

El jefe comunal recalcó que las maquinarias de la Municipalidad son viejas, lo que implica la necesidad de ser sometidas constantemente a reparaciones, que dicho sea de paso, según los balances, son muy costosas.

Urbieta mencionó que hace poco llegaron recursos de royaltíes y las maquinarias están siendo puestas de nuevo en funcionamiento, prometiendo una pronta solución al problema del vertedero.

El lugar fue intervenido días atrás por funcionarios del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES), quienes verificaron el estado de abandono del vertedero e incluso constataron la quema de basuras en el sitio, que está ubicado a unos 12 kilómetros de la ciudad de Concepción, sobre la ruta PY 05.

Según los vecinos, quienes reclamaron públicamente la invasión de moscas y el olor nauseabundo en la zona, el problema empezó a agudizarse desde hace unos tres meses.

En el año 2017, el intendente municipal de Concepción, Alejandro Tati Urbieta, había sido denunciado por los hechos punibles de Procesamiento Ilícito de Desechos y Transgresión de la Ley 716/96, que sanciona delitos contra el Medio Ambiente. Dicha denuncia fue realizada por vecinos del vertedero de basuras municipal, a raíz del lamentable estado en que se encontraba el lugar.

En un proceso manejado con mucho hermetismo el intendente Alejandro Tati Urbieta había admitido los hechos punibles que se le adjudicaban y fue beneficiado con la suspensión condicional del procedimiento, planteado por la misma Fiscalía.

Como salida procesal, el jefe comunal realizó algunas donaciones a instituciones de beneficencia por valor total de 30 millones de guaraníes y realizó algunos trabajos «parches» de mejoramiento en el lugar, calificado por el propio MADES como «botadero» de basuras.