Inicio Nacionales Problemas hepáticos tras un cuadro de Dengue no son precisamente por consumo...

Problemas hepáticos tras un cuadro de Dengue no son precisamente por consumo de paracetamol

Las alteraciones en el funcionamiento del hígado, que puede sufrir una persona posterior a un cuadro de Dengue, pueden estar ligadas a otros problemas difíciles de identificar en el momento y no precisamente por el consumo de paracetamol.

0
Foto: ilustración
Publicidad

El dengue afecta al hígado sin intervención del paracetamol en más del 70% de los casos y es una afectación en la mayoría de los cuadros, leve y poco trascendente para la salud del paciente en el futuro, explicó el especialista hepatólogo, Profesor Doctor Marcos Girala del Hospital de Clínicas.

Durante la epidemia, se acrecientan las dudas referidas a esta enfermedad y también los riesgos posteriores que corre la salud a consecuencia del tratamiento.

“El daño es transitorio y al final el hígado se recupera por completo. Si no se recupera del todo, hay que buscar otra patología”, explicó el profesional.

Los pacientes llegan a consultorio con dudas sobre su alteración hepática, si es a causa del dengue o una nueva enfermedad.

“Vienen pacientes que tienen dudas sobre su alteración hepática, si es a causa del dengue o si se agregó otro componente, porque en un período de epidemia cuesta distinguir esto. A veces las virosis son parecidas entre sí. Los primeros días no hay síntomas muy distintos entre el dengue y otras virosis, por eso surge la duda de si es dengue o es otra enfermedad. Me refiero principalmente a enfermedades virales que afectan al hígado”, indicó Girala.

El especialista indicó que en el caso del paracetamol es necesario diferenciar dos cosas, ya que los fármacos que hacen daño al hígado se pueden dividir en dos grupos: primero, los que uno toma y con ingerir una sola pastilla puede tener una reacción en el hígado parecida a la hepatitis y ser incluso grave.

Por ejemplo, la medicación que se usa para las convulsiones o para la tuberculosis; no importa que uno haya tomado la dosis correcta, puede surgir (en la mayoría de las personas no surge) dicha reacción en el hígado.

Y el otro grupo, en el que, para que haya una toxicidad, uno tiene que tomar una dosis muy superior a la recomendada por el médico.

“La brecha entre la dosis correcta y la dosis tóxica de paracetamol es grande. Si uno toma la dosis que le da el médico y respeta sus indicaciones, no se espera que tenga una hepatitis o alguna infección grave del hígado por paracetamol. Esa brecha se puede acortar, pero sigue siendo grande en algunas situaciones especiales como pacientes alcohólicos o con desnutrición, por ejemplo. Cuando el paracetamol causa daño en el hígado, porque se triplica como mínimo la cantidad de pastillas que se toma, entonces si es grave la situación” afirmó.

Aclaró que el paracetamol no es la cura del dengue sino un analgésico y antifebril muy adecuado para tratar sus síntomas. “Pero no mata al dengue. El paracetamol, comparado con el ibuprofeno o dipirona, es mucho más adecuado en el dengue porque no incide sobre los glóbulos blancos y las plaquetas, cosas que sí podrían incidir con esos fármacos. Y cabe aclarar que no en todos los casos va a haber problema por consumir estas drogas”.

Con relación a las recomendaciones pos dengue, la Doctora Fátima Ovando, jefa del Departamento de Control de Infecciones del Hospital de Clínicas, aconsejó a las personas que se están recuperando del cuadro de dengue, una vez superados los síntomas principales, mantener la hidratación adecuada, un estilo de alimentación saludable, evitar la automedicación y continuar con el uso de repelentes. Asimismo, se insiste siempre en la eliminación de los criaderos de mosquitos.

(Fuente: HOY)