Inicio Policiales Policía detiene a presuntos asaltantes de los hermanos Riella

Policía detiene a presuntos asaltantes de los hermanos Riella

Durante un allanamiento practicado en el barrio Sajonia de Asunción la policía logró detener a dos hombres, supuestos responsables del atraco a la vivienda del presidente del Tribunal Electoral de Concepción y Alto Paraguay, Dr. Eduardo Riella Bañuelos. Los investigadores llegaron hasta los sindicados gracias a la identificación del vehículo utilizado durante el asalto y que estaba denunciado como robado.

0

En horas de la madrugada de este martes se realizó el allanamiento de un inquilinato del barrio Sajonia de Asunción. El procedimiento estuvo encabezado por el fiscal de Concepción, Pablo René Zárate.

Durante el operativo resultaron detenidos Rodrigo Jorge Scarpellini Pérez, de 52 años y Carlos Javier Noguera Barrios, de 28 años. El primero es un ex militar, dado de baja en el 2002, con el grado de capitán, por su implicancia en un robo agravado. El segundo detenido es un prófugo de la cárcel de Tacumbú.

Del poder de los detenidos fue incautado el automóvil utilizado para el asalto en la casa de los Riella, vahículo denunciado como hurtado en el año 2020. Además fueron incautados celulares, pasamontañas, uniformes policiales, dosis de drogas y varias placas de rodados.

El fiscal Zárate mencionó que en poder de los ahora detenidos no se encontró dinero en efectivo ni armas.

El agente fiscal explicó que los investigadores lograron llegar hasta el paradero de los sospechosos, tras identificar el automóvil a través de imágenes de cámaras de la zona del atraco. Por otro lado, señaló que existe un tercer implicado en el asalto, cuya identidad manejan los investigadores y están tras sus pasos.

El doctor Eduardo Riella, presidente del Tribunal Electoral de Concepción y Alto Paraguay y su hermano Italo Riella fueron sorprendidos en su casa por los delincuentes el 31 de julio pasado. Los asaltantes, que tenían los rostros cubiertos y actuaron de forma violenta, se alzaron con dinero en efectivo y otros objetos por un valor estimado de 130 millones de guaraníes.