Inicio Locales Paro afecta a pacientes nefrológicos de Concepción

Paro afecta a pacientes nefrológicos de Concepción

24 Funcionarios del Servicio de diálisis Nefrodial Concepción fueron al paro por dos días ante problemas en el pago de salarios. La situación afecta directamente a 55 pacientes con problemas renales que sobreviven gracias al trabajo de las máquinas que sustituyen el trabajo de los riñones en el organismo. El servicio está a cargo de Steril Med, empresa tercerizada bajo contrato con el IPS, con cuatro sedes en el país y el argumento que dieron es que el Ministerio de Salud y el IPS no realizan el pago correspondiente desde diciembre pasado.

0
Foto: ilustración

Por Elvio Alvarenga

La doctora Elva Luz Miño comentó que hace dos meses que no pagan el salario. Explicó que los paros serán este miércoles y el jueves para evitar una exposición total de los pacientes. Indicó que son 24 funcionarios los afectados que realizan atención a 110 pacientes a la semana, 70 por contrato con el Ministerio de Salud y 40 con IPS.

La medida de fuerza afecta a 55 de los pacientes y la doctora Miño aseguró que si bien el paro representa un problema, para ello cuentan con apoyo de los dializados. Todos nos dijeron que aguantan y ojala sea así, expresó la profesional.

Sobre las gestiones ante los directivos explicó que no tienen contacto con la primera región ni con la dirección local del IPS ya que se trata de una empresa privada que este año ganó licitación por dos años más.

Refirió que el hospital tiene un proyecto grande de ampliar el servicio y ojalá se dé porque cada día llegan más pacientes.

En la hemodiálisis, la sangre es bombeada a través de tubos blandos hacia un equipo de diálisis. Dentro del equipo hay un filtro especial llamado dializador (también llamado «riñón artificial»).

El dializador deja pasar los desechos y el líquido adicional, pero retiene las cosas importantes que necesita el cuerpo, como células sanguíneas y nutrientes. Los desechos y los líquidos adicionales son transportados hacia un líquido de limpieza dentro del equipo de diálisis (llamado «dialisato»), y la sangre limpia vuelve a fluir hacia el paciente. Solo hay una pequeña cantidad de sangre fuera del cuerpo en cualquier momento dado.

En promedio, el proceso toma cuatro horas. La mayoría de las personas se realizan el tratamiento de tres a cuatro veces a la semana. Mientras se realiza su tratamiento de hemodiálisis, el paciente puede leer, dormir e incluso mirar televisión.

Para poder conectarse al equipo de diálisis debe tener un acceso, o entrada, al torrente sanguíneo. Este se realiza mediante una cirugía menor, que suele hacerse en el brazo. Este acceso es permanente mientras se esté realizando diálisis. La hemodiálisis es el sustituto del trabajo del riñón en el organismo.