Inicio Locales Niegan supuesta situación de abandono de ciudadano alemán

Niegan supuesta situación de abandono de ciudadano alemán

Un video publicado en redes sociales, que muestra a un hombre de edad avanzada en supuesto estado de abandono, motivó la reacción de la persona que se encarga de su cuidado, quien negó tal situación.

0
El ciudadano alemán y su cuidadora

Un ciudadano de nacionalidad alemana, de nombre Hans Rudolf Gossing, de 78 años de edad fue filmado dentro de la habitación que ocupaba en un inquilinato, después de haber sufrido una caída y pidiendo ayuda a gritos. Esto ocurrió días atrás en el barrio San Luis, sector Villa Alta de Concepción.

La filmación la realizaron algunos vecinos que escucharon los gritos de socorro y se acercaron a la habitación, dentro de la cual se encontraba solo el anciano.

Según contó Mirtha Ocampos, una de las vecinas, los pedidos de auxilio del alemán eran constantes, considerando que la persona que se encargaba de su cuidado no lo asistía permanentemente. La mujer sostuvo que el anciano incluso pasaba hambre y sed.

Mirtha relató que los vecinos llevaron al alemán hasta la comisaría, donde radicó una denuncia sobre su tajeta de débito, de la cual supuestamente se apoderó la cuidadora.

Versión de sacerdote

El sacerdote católico José Zavala, dueño del inquilinato, señaló que una mujer de nombre Marisol Amarilla, había sido la encargada de hacer el trato por el alquiler. Según el religioso, él se enteró de la situación a través de los vecinos.

Zavala mencionó que contactó con la cuidadora del anciano e inició las gestiones para llevar al hombre a un hogar de ancianos en la capital del país. Según el sacerdote, la propuesta fue aceptada en principio por la mujer, pero posteriormente, esta llevó al alemán de la casa, desocupando la habitación.

Versión de la cuidadora

Marisol Amarilla, quien mudó al alemán a su domicilio, que queda en el mismo barrio, negó que el hombre esté siendo maltratado o abandonado.

La mujer indicó que ella fue contratada varios años atrás por el hombre, que le paga mensualmente por sus servicios. Negó tener acceso a los desembolsos de dinero que el ciudadano extranjero recibe de su país.

Sobre la situación de salud de Gossing, Marisol dijo que el mismo tiene una prótesis en la cadera, que cada tanto le impide caminar, por lo que usa una silla de ruedas.

Por su parte, el ciudadano alemán mencionó que desea contactar con la embajada de su país, pero prefiere quedarse en la casa de su cuidadora.