Inicio Locales Lo que faltaba: concejal pretende prohibir explosión de petardos

Lo que faltaba: concejal pretende prohibir explosión de petardos

Un "brillante" inicio del año, como solo él puede hacerlo, tuvo el concejal municipal de Concepción Blas Enrique Paniagua (ANR), cuando en la primera sesión del periodo, llevada a cabo esta mañana, presentó una minuta, pidiendo la elaboración de una ordenanza traída de los pelos.

0

La descabellada propuesta del edil colorado, planteada a través de una minuta verbal, que ni siquiera fue capaz de plasmar en un escrito, pretende establecer en una ordenanza la prohibición de explosionar petardos en las plazas públicas de la ciudad de Concepción.

El planteamiento, hecho al puro estilo de Paniagua, con un fastidioso discurso demagógico, tuvo como argumento el supuesto «interés superior del niño», mencionando a las criaturas que van a jugar en el parque de la plaza Agustín Fernando de Pinedo. Según el edil, el ruído de las explosiones «causa terror en los niños» y puede dañar su sentido auditivo, por lo que propuso la prohibición desde las 18:00 hasta las 22:00.

El desatinado planteamiento tuvo el apoyo de la mayoría de los concejales que vienen siendo escrachados, entre ellos Gustavo Bonzi, quien realizó una torpe argumentación jurídica y Sisinia Silva, la cual ya habló inclusive de los probables montos a ser aplicados en concepto de multa a los que infringieren la futura ordenanza.

El pedido de Blas Enrique Paniagua fue girado a comisiones para su estudio y posterior dictamen.

Resulta contradictorio que la misma Junta, que tiempo atrás permitió la habilitación de locales dentro de la plaza Pinedo, donde se comercializan bebidas alcohólicas sin ningún tipo de control, sea la que esté impulsando la creación de una reglamentación «para proteger a los niños».

Consultada sobre el punto, la diputada nacional Kattya González (PEN) opinó que la idea es totalmente «traída de los pelos» y señaló que Paniagua debería «sacarse la careta y decir ya no me escrachen», antes que «escudarse detrás de los niños».

Por otra parte, la legisladora señaló que de aprobarse, la ordenanza sería inaplicable y debería ser atacada de inconstitucional.