Inicio Locales Inicia investigación tras violento motín carcelario

Inicia investigación tras violento motín carcelario

Después de una noche de terror, vivida dentro del penal de Concepción, las autoridades iniciaron una investigación. La hipótesis más fuerte descartaría al PCC como responsable de lo ocurrido y apunta a la intención de liberar a dos reclusos peligrosos.

0

Las primeras diligencias con miras al esclarecimiento de las causas de la revuelta ocurrida entre la noche del martes y la madrugada de este miércoles están siendo realizadas.

La hipótesis más fuerte que sostienen hasta el momento los investigadores es que el motín fue una cortina de humo para facilitar el escape de dos peligrosos criminales, uno de ellos involucrado en el asesinato de la hija del gobernador de Amambay.

En principio, se pensó que el levantamiento de los reclusos fue protagonizado por una facción del Primer Comando Capital, pero considerando ciertos elementos se descartaría dicha teoría. Entre dichos elementos se cuenta lo ocurrido con una enfermera que presta servicio dentro de la cárcel, quien ante el avance de los amotinados, fue protegida por miembros del PCC.

El objetivo de esta mañana de las autoridades es encontrar tres armas de fuego, que serían dos pistolas y un revólver, que se encuentran desaparecidas y probablemente en poder de la población penal. Hasta el momento se desconoce si dichas armas pertenecen a los agentes penitenciarios o si fueron ingresadas a la cárcel de forma clandestina.

El viceministro de Política Criminal del Ministerio de Justicia, Daniel Benítez, se encuentra actualmente a cargo del penal, encabezando los trabajos de reordenamiento.

Las primeras imágenes del sistema de circuito cerrado muestran cómo ocurrieron los desmanes y en ellas se observa que la turba de reclusos fue forzando los portones, pasando de un pabellón a otro, con la intención de llegar hasta la entrada principal. En ese proceso ocurrieron los enfrentamientos que dejaron como resultado el fallecimiento de un preso, identificado como César Cabrera, de 25 años y cuatro heridos, entre ellos un preso y tres agentes penitenciarios.

Durante la madrugada de este miércoles fue incautada una gran cantidad de armas blancas y hasta una escopeta de fabricación casera del poder de los reclusos.