Inicio Locales Incendio consume totalmente una vivienda en Concepción

Incendio consume totalmente una vivienda en Concepción

Un incendio consumió una humilde vivienda en el barrio San Carlos de Concepción. El hecho ocurrió esta madrugada y la víctima, don Salustiano Sosa, logró salvar una motocicleta, pero perdió sus demás pertenencias, como ropas, dinero, mobiliario y demás. Sin embargo, dijo que le quedan ganas al ver la solidaridad de sus vecinos y amigos, quienes inmediatamente se pusieron en campaña para ayudarlo, atendiendo a que siempre fue solidario.

0

Por Elvio Alvarenga

Salustiano dijo que el causante del incendio pudo haber sido un cortocircuito. “Digo yo porque a las tres y veinte me levanté y fui al baño, prendí la luz y titilaba, apagué otra vez, fui a acostarme y habrá sido a las cuatro y media que me desperté y vi que había luz y creí que ya salió el sol. Cuando entré a la cocina ya encontré abundante fuego que crepitaba”, relató el hombre.

«No hubo tiempo de hacer nada, solamente una moto lo que salvé al salir nomás luego, y con un pantaloncito puesto salí a correr, demasiado rápido fue, llamé a los bomberos y cuando vinieron ya se quemó todo», continuó.

Comentó que su casa era una construcción de tabla, cortina, cama, «colchones de reserva que suelo dar a gente que sufre incendio, que necesita y ahora a mí se me quemó todito. Solo quedaron cenizas, como a ti flor de mi vida”, dijo con humor.

«Con mi pantaloncito salí, se quemó mi billetera, menos mal que no había plata adentro, también se quemaron todos mis documentos, me quedé sin nada, solamente me quedaron las ganas, mis vecinos se asustaron, corrieron, yendo y viniendo», insistió.

Casi alcanzó a los vecinos

«Demasiado grande era el fuego y a mi lado está una despensa y la señora es paralítica, con una sola pierna camina y el señor ya es de edad y sobre su casa iba, menos mal es de material y no pasó el fuego, pero nos apuró mucho», dijo sobre el punto don Salustiano.

«Eso me preocupó más antes que mi chuchería, las lenguas de fuego llegaron hasta el techo, con hasta diez metros de altura y tenía miedo que alcance el cable de alta tensión, menos mal que no había viento. Afectó el reboque, el caño de agua de un tanque elevado que se derritió», señaló.

Solidaridad de los vecinos

Ana Paredes de Cabral, una de las vecinas dijo que “gracias a Dios a don Salustiano no le pasó nada, la vida es lo primordial y ahora por ejemplo lo que estamos necesitando es que le ayuden al señor, porque es un señor muy servicial, acá todos los vecinos le queremos porque él siempre está para todos, y una vez más apelamos a la ciudadanía para que le ayude un poco porque él se quedó sin nada”.

“Ni ropas no le quedó y es el momento que ahora le demostremos también a él lo que él siempre dio porque se cosecha lo que se siembra dice y eso lo que ahora tenemos que demostrarle porque es un señor muy bueno, muy servicial y es el momento en que él nos necesita”, acotó la mujer, que brindó su número de teléfono para cualquier ayuda, el 0983 426215.