Inicio Departamentales Gobernador renovó promesa «de palabra» con estudiantes loreteños

Gobernador renovó promesa «de palabra» con estudiantes loreteños

Edgar López, Gobernador de Concepción, se reunió con representantes de los universitarios de Loreto, que viajan diariamente a la capital departamental para estudiar. Del encuentro también participó el intendente loreteño y López se comprometió a seguir pagando la mitad del costo del traslado de los jóvenes.

0
Publicidad

Un grupo de los estudiantes universitarios del distrito de Loreto que viajan cada día a Concepción para asistir a diversas facultades, acudieron hasta el despacho del Gobernador Edgar López, acompañados del intendente de Loreto, Rodolfo Insaurralde, quien ofició de mediador. La reunión fue a efectos de solucionar el impase surgido días atrás, a raíz de que López dejó de cumplir con el compromiso de pagar el costo del traslado diario de los jóvenes.

Insaurralde confirmó que el encuentro se realizó ayer y fue para «zanjar las diferencias o malentendidos». El jefe comunal señaló que no ocurrió la reprimenda a los estudiantes, supuestamente prometida por López. «Yo me fui como garantía justamente. El Gobernador nos recibió amablemente», indicó.

El intendente loreteño informó que el Gobernador retomó el compromiso de pagar el 50 % del costo del transporte diario de los 100 universitarios, como fue inicialmente.

Sin embargo, Insaurralde aclaró que el compromiso solo fue de palabra como anteriormente ocurrió. En este sentido manifestó que siempre estará atento al cumplimiento de lo pactado. «Yo no puedo abandonar a mi gente», enfatizó.

El costo del traslado diario de unos 100 estudiantes universitarios desde Loreto hasta Concepción es de 7 millones de guaraníes mensuales, cuyo 50 % viene siendo solventado sin inconvenientes por la Municipalidad local y la otra mitad, que anteriormente corría a cuenta de los jóvenes, fue asumido por Edgar López a principios de este año. Sin embargo, después del pago por los dos primeros meses de traslado, el Gobernador dejó de cumplir y el problema tomó estado público.

Al ser conocido el problema, aparentemente disgustado con los estudiantes, López pagó la deuda atrasada y habría dicho al transportista que la Gobernación no seguirá aportando.