Inicio Locales Familiares y amigos de joven asesinado claman justicia

Familiares y amigos de joven asesinado claman justicia

Un grupo de parientes y amigos de Daniel Javier Rivas Benítez (37), asesinado la semana pasada en Vallemí, se movilizaron en la mañana de hoy miércoles, exigiendo justicia para el mismo. Según señalaron, el responsable del crimen se encuentra aún prófugo y temen que el homicidio quede impune.

0
Foto: Marcelo Riveros

Los parientes y amigos del infortunado hombre, que viven en Concepción, se reunieron y exhibiendo algunas pancartas manifestaron su deseo de que se haga justicia en el triste caso donde perdió la vida de forma violenta al mismo.

Según testimoniaron los familiares, Daniel, oriundo de Concepción y afincado en Vallemí desde hace unos años, era un hombre trabajador y muy querido en la norteña comunidad donde residía.

Su asesino, de nombre Elvio Dario Reyes Alcaraz (27), se encuentra prófugo hasta el momento y los amigos y parientes de la víctima esperan su pronta captura o que el mismo se entregue a la justicia. «(El homicida) Dejó una familia destruida. Un hijo huérfano que estaba 24 horas pegado a él (Daniel)», lamentó Lorena Ruiz Díaz, una de las primas del fallecido.

El hecho se registró el miércoles 30 de setiembre pasado alrededor de las 03:00 en la misma vivienda de Daniel Javier Rivas Benítez, donde funciona una despensa, bodega y una cancha de «piki voley».

Según el reporte policial, Elvio Darío Reyes Alcaraz, alias «Ti´u» se encontraba con otras personas jugando «piki voley» en el lugar hasta que Daniel decidió cerrar el local, considerando la hora. Aparentemente eso motivó el enojo del primero y se inició una discusión entre ambos, que derivó en la expulsión de Reyes del sitio.

El dueño de casa cerró el portón, pero después de un rato, Reyes, quien se encontraba en estado etílico según los testimonios, regresó armado con un cuchillo, entró al interior del patio trepando la muralla y atacó a Daniel, provocándole una herida mortal a la altura del tórax.

Posterior al ataque, el homicida huyó del lugar y Daniel fue auxiliado por algunos vecinos hasta el IPS de Vallemí, a donde llegó sin signos de vida.