Inicio Locales Familia Denis cuestiona manejo de supuesta misión humanitaria

Familia Denis cuestiona manejo de supuesta misión humanitaria

Las hijas del Dr. Oscar Denis Sánchez, exvicepresidente de la República, secuestrado por el EPP, respondieron a través de una carta abierta, a las gestiones del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura para el ingreso de un grupo de argentinos, que desean realizar verificaciones y búsquedas con respecto a una menor, familiar de los líderes del EPP, que se encontraría desaparecida.

0

Por Elvio Alvarenga

Según explicó Beatriz Denis, una de las hijas del Dr. Denis, la actitud del MNP es ilegal, ilegítima y arbitraria. El pedido realizado por el organismo ante el presidente de la República, obedece, según la carta abierta, a la intención de crear inmunidad al grupo argentino para no ser molestados por las fuerzas de seguridad de nuestro país.

Compartimos en extenso la lectura de la carta abierta de Beatriz, Silvana y Lorena Denis, hijas del exvicepresidente:

Concepción, República del Paraguay, 21 de julio de 2021

Señores Comisionados del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, extensivo a los expertos
independientes del Subcomité para la Prevención de la Tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes de Naciones Unidas:

Beatriz, Silvana y Lorena Denis, hijas de don Oscar Denis, secuestrado desde el 9 de setiembre de 2020, hace más de 10 meses, por el autodenominado “Ejercito del Pueblo Paraguayo” (EPP), nos dirigimos a ustedes en esta carta abierta, tomando como base la misiva suscripta por el Presidente de Turno del MNP, el señor José Antonio Galeano, en fecha 16 de julio pasado, remitida al Presidente de la República del Paraguay, Mario Abdo Benítez, en la cual hace referencia a grupo de personas procedentes de la República Argentina que ingresaron al territorio nacional haciéndose llamar “Misión Humanitaria” con el objetivo de indagar, rastrear, buscar y hallar a la menor Carmen Oviedo Villalba (Lichita), quien fuera reclutada por sus propios familiares miembros del grupo de secuestradores EPP para su incursión en las filas armadas y que ha sido denunciada como desaparecida tras perderse en el monte durante la huida de los mismos ante la presencia de los organismos de seguridad.
Ante este contexto, en la misiva remitida al Presidente de la República del Paraguay, el MNP solicita que el grupo de extranjeros presentes en nuestro país pueda cumplir su cometido sin ser importunado por hostilidades y otras acciones de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), anunciando que el MNP mantendrá constante comunicación con el grupo extranjero, otorgándoles en dicha nota el Reconocimiento expreso como Misión Humanitaria.
Ante estas circunstancias, consternadas por el actuar del MNP expresamos estas consideraciones:
Es sabido, señores Comisionados, que el actuar del MNP está regulado por la Ley 4288, en cumplimiento a las obligaciones contraídas por el Estado en el marco del Protocolo Facultativo a la Convención contra la Tortura. En este sentido, dicha Ley condiciona el actuar del MNP a ciertas facultades expresamente descriptas en el artículo 4°, y en ningún momento le confiere la atribución de reconocer como “Misión Humanitaria” a un grupo de extranjeros que incursionen en nuestro país y deseen arrogarse funciones competentes a los organismos de seguridad.
Es oportuno recordar al MNP que si bien Paraguay tiene la obligación de colaborar con la supervisión internacional de organismos de protección de derechos humanos, sean estos del Sistema Universal o del Sistema Regional de protección, cada uno de estos órganos fueron creados en virtud a los Tratados ratificados por Paraguay y sus funciones están perfectamente determinadas en las Convenciones o los Protocolos Facultativos que le rigen, por lo que mal podrían arrogarse dichas funciones grupos de personas que ingresan al territorio nacional para cumplir las atribuciones reservadas a éstos Órganos de Tratado.
Es así señores Comisionados, que el MNP no se encuentra facultado por Ley para otorgar dicho reconocimiento a extranjeros cuyas funciones desconocen, y lo ha manifestado pú blicamente el señor Galeano al ser consultado por los medios de prensa si sabe y conoce a que se dedica el grupo de argentinos que ingresaron a territorio nacional para un operativo de búsqueda de la menor reclutada por el EPP y cuya desaparición fue denunciada por ellos mismos. Por tanto, al no estar legalmente establecida la competencia arrogada por el MNP para otorgar el status de Misión Humanitaria, dicho reconocimiento resulta ilegal e ilegitimo, y por lo tanto arbitrario.
LosTres
QueVuelvan

Continuando con la lectura de la nota remitida por el MNP al Presidente de Paraguay, podemos concluir
que el objetivo era dotar al grupo extranjero de una absoluta inmunidad para realizar todas y cada una
de las diligencias que desearen sin la intromisión de los organismos nacionales de seguridad, suponiendo de antemano, que serían víctimas de “hostilidades” por parte de la Fuerza de Tarea Conjunta.
Por otro lado, recordamos a los Comisionados que la función del MNP según el artículo 4° de la Ley 4288
es la de prevenir torturas y malos tratos a personas que se encuentren privadas de libertad, no así la de
solicitar inmunidad a un grupo de extranjeros para que se trasladen por el territorio nacional sin ser
acompañados por fuerzas de seguridad nacional más aún en zonas donde se podrían encontrar miembros del grupo de secuestradores del EPP, ACA, Mariscal López u otras células peligrosas dedicadas al secuestro, asesinato, extorsión e incluso del crimen organizado. De hecho, señores Comisionados, la tarea de búsqueda y localización de personas desaparecidas no les compete a este grupo de extranjeros, ni están capacitados para el efecto ni tienen la facultad legal para hacerlo, y mucho menos puede el MNP extralimitarse en sus funciones de prevención de la tortura a personas privadas de libertad para solicitad inmunidad de personas que tienen competa libertad de desplazamiento.
En base a lo anterior, exhortamos al MNP no anteponer cuestiones emocionales o de aprecio a cierto sector para eludir o extralimitarse en su mandato legal taxativamente establecido, pues actos como estos ponen en riesgo la credibilidad de dicha Institución creada para prevenir torturas y malos tratos de personas privadas de libertad, más aun otorgando el status de Misión Humanitaria a un grupo de personas que anunciaron realizar la búsqueda con un baqueano de la zona, lo cual hace presumir que la localización de la menor ya estaría acordada.
Instamos asimismo, a que a la luz de las expresiones de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Michel Bachelet, en las que reconoció a las víctimas directas de secuestro por parte del EPP y sus familiares, como víctimas de violaciones de derechos humanos por la falta de eficiencia del Estado en el combate al flagelo del secuestro en Paraguay, el MNP incluya en sus informes periódicos a los secuestrados por el EPP y sus familiares, como víctimas de torturas y malos tratos por omisión del Estado en el combate eficaz al EPP por más de dos largas décadas.
El MNP no puede seguir teniendo una tarea selectiva hacia las personas desaparecidas, en la cual no tiene en cuenta a los secuestrados por el EPP y sus familiares como víctimas de violaciones de derechos humanos por omisión del Estado.
Por último, señores Comisionados, exhortamos al MNP que se pronuncie sobre las omisiones del Estado para impedir el reclutamiento de niños y niñas por parte del EPP, muchos de ellos pertenecientes a comunidades indígenas, sometidos a tratos crueles, inhumanos y degradantes al portar armas de grueso calibre, sobrevivir en el monte y ser obligados a matar y secuestrar, situación en la cual se encuentra Lichita y tantos otros niños y niñas. Asimismo, instamos a que recomiende al Estado paraguayo a adoptar todas las medidas necesarias para el efectivo combate al EPP y de esa manera evitar que hoy tengamos que estar buscando a LICHITA, OSCAR, EDELIO y FELIX.

Beatriz, Silvana y Lorena Denis,

Hijas de un padre secuestrado por el EPP desde el 9 de setiembre de 2020.