Inicio Locales Con maniobras y aparente complicidad del Poder Judicial, sobrinos dejan al tío...

Con maniobras y aparente complicidad del Poder Judicial, sobrinos dejan al tío en la calle

Una persona, que tiempo atrás quedó en silla de ruedas a causa de un accidente, denunció haber sido despojado de una casa, cuyo valor es varias veces millonario. Los responsables del despojo fueron sus propios sobrinos, según el hombre.

0
Víctor José Fernández
Publicidad

Víctor José Fernández es un hombre que tiempo atrás había perdido gran parte de su movilidad, a raíz de un accidente de tránsito y se maneja actualmente en silla de ruedas. El mismo denunció públicamente la adversidad que aparte de dicho infortunio le está tocando vivir.

Según el hombre, después de su accidente, una sobrina suya y el marido de la misma lo despojaron de una casa, ubicada sobre la calle Don Bosco, en el barrio Itacurubí de Concepción. La vivienda había sido fruto de una herencia dejada a Fernández por su finado padre.

Conforme al testimonio del hombre, su sobrina, identificada como Shirley Josefina Argüello y el marido de esta, de nombre José Carlos Villalba Manzi, lo llevaron un día bajo engaños a la oficina del escribano Luciano Gutiérrez, donde le hicieron firmar un documento, cuyo contenido él no pudo determinar por encontrarse en estado convaleciente.

A partir de ahí inició la doble tragedia para Fernández, ya que el documento que había firmado resultó ser la transferencia del título de su propiedad a nombre de la sobrina. Finalmente, el hombre tuvo que abandonar la casa y refugiarse en la vivienda de una hija suya.

Dada la grave situación, Fernández denunció ante la Justicia a Shirley Josefina Argüello, José Carlos Villalba Manzi y al escribano Gutiérrez, planteando una acción de Nulidad de la Operación. Sin embargo, el Juzgado de Primera Instancia falló en su contra y la Cámara de Apelaciones dispuso la prescripción de la acción.

El abogado Pablo Desvars, representante de Fernández, calificó de grave irregularidad lo actuado por el Tribunal y dijo que el caso «es como para denunciar a todos». Explicó que según el Tribunal, las notificaciones fueron hechas a destiempo, sin embargo, el letrado negó tal cosa.

Desvars mencionó que en la escritura firmada por Fernández figura que el mismo vendió la casa a su sobrina por la suma de 30 millones de guaraníes, dinero que ni siquiera recibió el hombre. El letrado señaló en este sentido que el valor real de la casa estaría entre 600 a 800 millones de guaraníes.

«A veces el Poder Judicial distorsiona los fallos por amistad, por dinero o por presión política», manifestó Desvars y anunció que recurrirá a la Corte Suprema de Justicia para tratar de revertir los fallos. El Tribunal de Apelaciones estuvo integrado por los Jueces Julio César Cabañas Mazacotte, Favio A. Cabañas Gossen y Eliodoro Molinas.

La casa en cuestión