Inicio Mundo Aumentan casos de coronavirus en Italia, Irán y Corea del Sur

Aumentan casos de coronavirus en Italia, Irán y Corea del Sur

Italia, Corea del Sur e Irán informaron el lunes de fuertes incrementos en infecciones de coronavirus, lo que generó alarma de parte de la OMS.

0

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el lunes que ya no usa el término “pandemia” pero el brote de coronavirus COVID-19 sigue siendo una emergencia internacional que probablemente se propague más.

“Nos preocupa en particular el rápido incremento de los casos en (…) Irán, Italia y la República de Corea”, dijo el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante una rueda de prensa en Suecia.

Corea del Sur notificó 231 nuevos casos de coronavirus, llevando el total de infecciones a 833, dijeron las autoridades sanitarias del país.

Daegu, la cuarta ciudad más grande de la nación, estaba cada vez más aislada, mientras que Asiana Airlines y Korean Air suspendieron sus vuelos a la ciudad hasta el 9 y el 28 de marzo, respectivamente.

Irán dijo que había confirmado 43 casos y ocho muertes. La mayoría de las infecciones se produjeron en la ciudad sagrada de Qom. Arabia Saudita, Kuwait, Irak, Turquía y Afganistán impusieron restricciones de viaje e inmigración a la república islámica.

Bahréin e Irak informaron sus primeros casos, mientras que Kuwait informó tres infecciones de personas que habían estado en Irán. Afganistán también informó su primer contagio, según las autoridades.

El brote más extendido en Europa es el de Italia, que contabiliza cerca de 150 infecciones, desde sólo tres el viernes, y seis fallecidos.

Grave y complejo

Los científicos de todo el mundo están poniendo todos sus esfuerzos en analizar el virus, pero es probable que la vacuna se consiga en más de un año.

“Parece que el virus puede pasar de persona a persona sin síntomas, lo que hace que sea extremadamente difícil de rastrear, sin importar las medidas que tomen las autoridades sanitarias”, afirmó Simon Clarke, experto en microbiología celular de la británica Universidad de Reading.

(Fuente: Reuters)