Inicio Departamentales A casi tres años de gestión, gobernador decide «poner orden»

A casi tres años de gestión, gobernador decide «poner orden»

A través de una resolución, el gobernador de Concepción, Edgar López, dispuso ciertas sanciones a los funcionarios de la institución que incumplen con el horario laboral o que tienen ausencias injustificadas. A partir de ahora queda esperar si el mismo gobernador asiste de manera más regular a su despacho, para dar el ejemplo.

0

«El ejemplo es la mejor enseñanza» reza un antiguo adagio y que bien vale mencionar en relación a lo dispuesto por el gobernador de Concepción Edgar López. El mismo sacó una resolución con la supuesta intención de «imponer orden» dentro de la Gobernación.

La disposición interna evoca como argumento «la necesidad de optimizar el funcionamiento de las diferentes secretarías y dependencias de la Gobernación de Concepción».

En su considerando, el documento menciona que la Gobernación «requiere de un plantel de recursos humanos acorde a las exigencias» y que la asistencia regular de los mismos a su lugar de trabajo es «de vital importancia».

En la parte resolutiva, López ordena el estricto cumplimiento de los horarios de entrada y salida de los funcionarios, al tiempo de disponer las sanciones correspondientes ante las transgresiones. En este sentido, se especifica que la primera llegada tardía injustificada del mes se sancionará con una amonestación y registro en el legajo. Las siguientes llegadas tardías serán castigadas con el descuento de medio jornal mínimo por vez y cada ausencia injustificada será sancionada con el descuento de un jornal mínimo.

Por otro lado, el gobernador ordena al departamento de recursos humanos controlar el cumplimiento de lo resuelto y dispone el uso regular del reloj marcador para el efecto.

Finalmente, López exceptúa del cumplimiento estricto de los horarios de entrada y salida a los secretarios departamentales y asesores jurídicos.

Desde siempre se mencionó que muchos funcionarios de la Gobernación, especialmente aquellos operadores políticos, no cumplen con el horario de entrada y salida, así como con la asistencia regular en la institución.

Según queja de la ciudadanía, al propio Edgar López, desde el inicio de su gestión, se lo encuentra muy poco en su despacho, manteniéndose la mayor parte del tiempo en la capital del país. A partir de esta disposición se espera que el mismo dé el ejemplo en la práctica a sus subordinados.