Inicio Locales Víctima de violencia familiar no encuentra respuesta en la Justicia

Víctima de violencia familiar no encuentra respuesta en la Justicia

El denunciado, que ahora es su ex pareja, se había quedado a la fuerza con uno de sus hijos menores y actualmente se encuentra con paradero desconocido en compañía de la criatura.

0
Publicidad

María Del Carmen Paredes (37), es la mujer que se encuentra viviendo un calvario desde hace varios años. La misma, según varias denuncias hechas desde el año 2014, fue víctima de sistemáticos maltratos físicos, verbales y psicológicos por parte de su entonces pareja, de nombre Rolfi Darío Fernández, con quien tiene cuatro hijos menores.

Cinco años atrás, al no soportar más los maltratos, María tuvo que abandonar al hombre para buscar rehacer su vida. Sin embargo este, posterior a la separación seguía molestando a la mujer y sus hijos. En este contexto, en una ocasión Fernández, quien contaba con prohibición de acercamiento, raptó a unos de sus hijos y se quedó con él. Aunque existió denuncia del hecho, la Justicia nunca devolvió al niño junto a su madre.

A raíz de las constantes amenazas y hostigamientos, sin respaldo de la Justicia, María tuvo que dejar la ciudad de Concepción y migrar a Asunción, donde se encuentra actualmente, trabajando y cuidando de sus otros tres hijos.

Siempre según su testimonio, anoche María fue avisada de que Fernández y su hijo, que actualmente tiene 10 años, sufrieron una caída de motocicleta y posteriormente desaparecieron. La mujer viajó de inmediato hasta Concepción para ver las condiciones en que quedó el pequeño después del accidente, pero nadie supo darle el paradero de padre e hijo.

Realizó la denuncia pertinente ante el Ministerio Público, de donde la derivaron hasta la Defensoría y de ahí fue enviada hasta el Palacio de Justicia. En ese lugar pidió una audiencia con la Jueza del Menor, Angélica María González de Bonzi, la cual no la recibió. Finalmente, después de caminar cuadras y cuadras, María tuvo que volver a la Fiscalía, donde pudo hablar con la agente de turno, Silvia González, quien le indicó que vuelva el lunes.

El testimonio de la mujer evidencia una vez más el desinterés que demuestran los responsables de impartir justicia, cuando se trata de personas sin ningún tipo de influencias, ya que, mínimamente se debió impartir una orden de búsqueda y localización del menor, cuyo estado de salud preocupa a la madre.

Según María Del Carmen, el hombre, que además de las denuncias por violencia doméstica tiene una denuncia por abuso sexual en perjuicio de su propia hija, podría encontrarse en la zona de Paso Barreto. La mayor preocupación expresada por la mujer y por la cual había pedido la guarda del menor, es que Fernández es adicto al alcohol y estupefacientes, bajo cuyos efectos se vuelve muy violento, según señaló.