Inicio Locales Terror en la cárcel: reclusos pintaron mensajes con sangre de rehenes

Terror en la cárcel: reclusos pintaron mensajes con sangre de rehenes

Una vez que los reos tomaron de rehenes e hirieron a los guardiacárceles, procedieron a pintarrajear las paredes con algunos mensajes en código y las siglas del Primer Comando Capital, con la sangre de sus víctimas. La causa aparente del motín habría sido una orden de traslado de 5 internos peligrosos.

0
Publicidad

Los reclusos amotinados ayer en la Penitenciaría Regional de Concepción, probablemente actuaron respondiendo a un plan del Primer Comando Capital, el peligroso cartel de drogas del Brasil. Dicha hipótesis se desprende de una acción aterradora ejecutada por los reos durante el motín.

Una vez que los presidiarios retuvieron por la fuerza a los 5 agentes penitenciarios, a los cuáles causaron heridas de distinta gravedad, procedieron a pintar en las paredes algunos mensajes en código y las siglas PCC con la sangre de los guardias.

Por otro lado, el fiscal Carlomagno Alvarenga, quien intervino posteriormente en el lugar, explicó que una de las probables causas del amotinamiento fue la orden de traslado de 5 reclusos, que son miembros del Primer Comando Capital, ya que aparte de la pintarrajeada, los amotinados gritaban consignas del grupo criminal.

El motín se inició cerca de las 17:00 de la tarde de ayer en el pabellón F de la cárcel y a la cabeza, aparentemente se encontraba un grupo de peligrosos miembros del PCC, de nacionalidad brasilera. Los rehenes fueron liberados gracias a la intervención de sus propios compañeros guardias.

Guardia sigue grave

En total fueron 5 los guardias retenidos y heridos durante la revuelta de reclusos: Juan Manuel Farías Prieto, Isabelino Rojas Torres, David Gaspar Cardozo, Víctor Martín Benítez, Carlos Gabriel Ojeda y Luis Arnaldo Aveiro Duarte, quien se llevó la peor parte.

Según el reporte médico, Duarte recibió dos heridas punzantes, probablemente producidas con estoque, a la altura del cuello, lo que le produjo un gran sangrado. Fue ingresado de urgencia al Hospital Regional de Concepción, donde lo sometieron a una cirugía de salvataje. Posteriormente, una vez estabilizado, lo derivaron vía aérea a la capital, donde se encuentra internado en Terapia Intensiva del Hospital del Trauma, en estado delicado.

Los demás agentes penitenciarios fueron dados de alta, porque sus lesiones no eran de consideración.