Inicio Nacionales Stiben Patron sobre Senadora Bajac: «es una vergüenza tenerla en nuestras filas»

Stiben Patron sobre Senadora Bajac: «es una vergüenza tenerla en nuestras filas»

El integrante de la Juventud Liberal Radical Auténtica se refirió al planteamiento de pérdida de investidura de la senadora María Eugenia Bajac, impulsado por un grupo de jóvenes liberales.

0
Publicidad

Según explicó Patron a la 660 AM, la iniciativa es de un grupo de jóvenes, entre ellos miembros de la conducción nacional de la JLRA, convencionales, miembros de comités, etc. y fue planteado ante el Tribunal de Conducta del partido y el Directorio. La idea es que ambos estamentos del PLRA se pronuncien al respecto e impulsen con los Senadores liberales la pérdida de investidura de Bajac.

El joven dirigente indicó que el motivo de la iniciativa es la «aviesa violación» de la Constitución Nacional por parte de la Senadora. La carta magna establece en su artículo 197º, inciso 5 de las inhabilidades, que no podrán ser candidatos a diputado o senador, los ministros religiosos de cualquier credo. En este sentido, cabe mencionar que Bajac es pastora de una Iglesia y no renunció a esa función, solo pidió permiso, para asumir la banca en el Congreso.

«Si bien es cierto que eso tendría que haber sido subsanado ya por el Tribunal del Partido y después por el TSJE, sabemos que las instituciones no funcionan en nuestro país», señaló Patron en otro momento.

Posteriormente, el joven liberal realizó otros cuestionamientos contra la legisladora. «Esta señora es abiertamente el reflejo de lo podrido que está nuestro sistema electoral. Nunca en su vida hizo política; viene, paga una banca y es electa senadora, pero no entiende ni atrás ni adelante para qué es senadora. Es una vergüenza tenerla en nuestras filas», afirmó.

Stiben Patron manifestó por otro lado que la senadora María Eugenia Bajac es solo un síntoma del problema real que hay dentro del PLRA, el cual según él, es la falta de representatividad. «Nosotros creíamos que no íbamos a tener más una Blanca Fonseca, pero vino una peor; esta ni siquiera sabe donde está parada», significó.