Inicio Locales Según jefe de planta, controvertido remiendo de calle fue a iniciativa del...

Según jefe de planta, controvertido remiendo de calle fue a iniciativa del MOPC

El trabajo de bacheo, realizado el sábado último sobre la calle Bernardino Caballero de Concepción y que tuvo una abrupta interrupción por oposición de los frentistas, no fue una iniciativa de la Municipalidad, al decir de Elvio Cáceres. jefe de la planta asfáltica del MOPC en Concepción.

0
Publicidad

De acuerdo a la explicación brindada por el funcionario del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, la idea de bachear dos cuadras de la entrada principal a la ciudad surgió solo ese sábado a la mañana, debido a un imprevisto. Dicha eventualidad, según Cáceres, consistió en que una carga de asfalto ya mezclado, cuyo destino iba a ser el ramal Concepción-Pozo Colorado, no pudo ser llevado por causa de una lluvia en la zona de destino, por lo que debía ser utilizado.

“Yo le llamé al intendente alrededor de las 08:00, le hice el ofrecimiento y pedí que hiciera limpiar la calzada para tapar los baches”, manifestó el funcionario y aclaró que no recibió pedido de nadie y mucho menos algún tipo de presión.

Cáceres reconoció que no hubo ninguna comunicación previa a los frentistas, porque no fue un trabajo planificado y pidió disculpas por no haber considerado que era un día de mucho movimiento comercial.

Los operarios del MOPC lograron bachear la cuadra de Bernardino Caballero, comprendida entre Prof. Guillermo Cabral y Schreibert, pero cuando estaban por comenzar los trabajos en el tramo entre Schreibert y Avda. Pinedo, los comerciantes de esa cuadra se opusieron, por lo que la tarea fue suspendida.

El argumento de los comerciantes fue que justo un sábado a las 10:00, en época de fiestas y sin previo aviso, el golpe a sus negocios iba a ser muy duro.

Desde hace varios días atrás se venía manejando la versión de que el intendente Alejandro Tati Urbieta ordenaría la realización de los trabajos en el lugar justo durante las fiestas, como una especie de “vendetta” en contra de algunos comerciantes, por supuestamente apoyar las protestas ciudadanas.