Inicio Locales Según abogada, imputación de Amarilla adolece de graves irregularidades

Según abogada, imputación de Amarilla adolece de graves irregularidades

A medida que avanzan las averiguaciones sobre la brutal represión del domingo pasado contra los manifestantes en Concepción, van apareciendo una serie de anomalías en la actuación fiscal y policial, de acuerdo a la apreciación de la Abog. Cecilia Pérez, representante legal de una de las víctimas de la golpiza.

0
Publicidad

Según la Abog. Cecilia Pérez, representante de Rafael Amarilla, una de las víctimas de la represión policial del domingo último e imputado por Perturbación de la Paz Pública, actualmente la defensa se encuentra trabajando en la lista de testigos, que declararán en la causa y colectando algunas filmaciones de los hechos.

En este sentido, la letrada mencionó que ya cuentan con videos, que muestran el momento en que la patrullera llega al Hospital Regional, trasladando a Amarilla para la inspección rutinaria que debe realizarse a cualquier detenido. Sin embargo no es bajado en el lugar y lo llevan hasta la Dirección Policial, aún a sabiendas de que el hombre estaba en pésimas condiciones.

También habló de filmaciones hechas al detenido en la sede de la Dirección de Policía, en las cuáles se lo observa en un estado muy grave antes de ser trasladado hasta un sanatorio privado.

En otro momento, la Abog. Pérez se refirió a las graves irregularidades que se han dado durante el procedimiento policial y dentro de la investigación a cargo de la agente fiscal Sonia Sanguinez. En este sentido señaló que es muy grave lo dicho por el Comisario Andrés Ferreira, quien aparentemente ordenó la represión y las detenciones. El mismo había mencionado en declaraciones periodísticas, que Sanguinez le ordenó por teléfono las aprehensiones. «La orden de detención debe ser por escrito y la persona debe ser comunicada de los motivos», indicó.

Otra anomalía grave, según la abogada, es la aparición de un supuesto elemento de prueba que al principio no se tenía y se trataría de un pedazo de cascote, que según la policía, Amarilla usó para agredir a uno de los cascos azules. «No se puede estar fraguando elementos en contra del imputado, a los efectos de blanquear y legalizar la actuación autoritaria y represiva de la policía», significó.

Por otro lado, Pérez dijo que, aparte de la denuncia hecha por Amarilla ante la Fiscalía de Derechos Humanos, también se realizó una presentación en Asuntos Internos de la Policía Nacional, a los efectos de abrir una investigación. Asimismo, había anunciado que denunciarán a la fiscal Sanguinez ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados.

La letrada también mencionó que Sonia Sanguinez se mostró muy sorprendida por la participación de la Fiscalía de Derechos Humanos y que la misma habría llamado al agente de dicha unidad, a cargo de las pesquisas, a expresarle que «le llama poderosamente la atención».

Rafael Amarilla fue brutalmente golpeado y detenido el domingo frente a la farmacia de la familia Urbieta Cáceres, donde se estaba realizando la manifestación de los ciudadanos indignados. El hombre se encontraba observando los incidentes desatados y cuando vio que una mujer estaba siendo golpeada por los policías, intervino para parar eso y fue atacado por los antimotines.

El comisario Andrés Ferreira, quien estaba a cargo del operativo, ordenó la detención de Amarilla, además de los manifestantes César Villasanti y Álvaro Domínguez. Todos ellos imputados por Perturbación de la Paz Pública.