Inicio Locales Represión y detenciones durante marcha ciudadana

Represión y detenciones durante marcha ciudadana

De nuevo se vivió una noche complicada en las calles de Concepción, con incidentes que arrojaron como saldo varios ciudadanos golpeados y tres detenciones.

0
Publicidad

La movilización 114 de la ciudadanía indignada de Concepción tuvo picos de tensión bastante elevados, especialmente sobre la calle Pdte. Franco, entre Pinedo y Yegros, donde fue el epicentro de los acontecimientos. En ese sitio se ubicó, como en la noche anterior, una barricada humana, conformada por los seguidores del intendente Alejandro Tati Urbieta, con la clara intención de cerrar el paso a la marcha.

Una vez que llegaron los ciudadanos, empezaron las provocaciones por parte de los hurreros; hostigamientos que fueron desde insultos hasta lanzamiento de diferentes objetos contra los manifestantes. En un momento dado se produjo un intercambio de explosión de petardos, lo cual hizo que la policía extremara esfuerzos para mantener separados por unos 30 metros a ambos grupos.

Finalmente, se le fue la mano a la policía, cuando una mujer se arrodilló frente al cordón de cascos azules y estos avanzaron, literalmente pasándole por encima. Posteriormente, otra dama se paró frente al carro hidrante para evitar su avance y un efectivo policial arremetió contra ella, tumbándola sobre la calzada. Ambas sufrieron contusiones y fueron trasladadas en ambulancia hasta el hospital regional.

Finalmente, los manifestantes fueron reprimidos con balines de goma, chorros de agua y gases lacrimógenos, obligándolos a replegarse hacia la plaza Pinedo y luego a dispersarse. Finalmente, tres jóvenes, uno de ellos adolescente, fueron detenidos por la Policía Motorizada en inmediaciones del hospital regional, cuando se estaban retirando de la zona de represión a bordo de un automóvil.

Los detenidos fueron Christian Colmán Blanco, Freddy Vera y un menor de 16 años, el cual fue liberado posteriormente de la Dirección Policial. Familiares de los aprehendidos denunciaron maltratos a los detenidos por parte de los policías, hecho negado rotundamente por los uniformados. Sin embargo, apareció una filmación en la que se observa que los policías aplican fuertes puntapiés a dos de los jóvenes que ya estaban reducidos.