Inicio Locales Funcionarios municipales orquestan represalias contra ciudadanos indignados

Funcionarios municipales orquestan represalias contra ciudadanos indignados

Un proceso sumario que culminó con la clausura de una gomería y el secuestro de una motocicleta por parte de policías de tránsito, fueron las acciones materializadas en contra de los ciudadanos movilizados. En ambos casos, la intención de amedrentar no funcionó.

0
Publicidad

Miguel Rolón es el hombre, cuya gomería fue clausurada esta mañana por funcionarios de la Municipalidad de Concepción. Según relató el mismo, a finales del mes de octubre pasado fue notificado por primera vez a raíz de un atraso en el pago de su patente comercial.

Dicho atraso es desde el año 2014, pero lo que extraña es que el proceso haya sido meteórico, para ordenar el cierre del pequeño negocio. La comitiva municipal estuvo encabezada por la señora Rosa García, directora de Inspección General y contó con el respaldo de una patrullera policial.

De acuerdo al testimonio del gomero, García actuó de forma prepotente, tirando al piso las herramientas y exigiendo la inmediata clausura del lugar. La avasallante acción, incluso habría afectado a la esposa de Rolón, que está embarazada de siete meses y a consecuencia del episodio tuvo que ser atendida en el Hospital Regional de Concepción.

El gomero se acercó a la Municipalidad y gestionó un fraccionamiento para el pago de la deuda, que asciende a poco mas de 2 millones de guaraníes. Posteriormente explicó que, el fondo verdadero de la cuestión es que, el mismo suele participar de las marchas ciudadanas. En horas de la tarde ya reabrió su pequeño taller.

Moto secuestrada

Otro episodio lamentable ocurrió el sábado a la noche, cuando una motocicleta, perteneciente a una mujer, que participaba de la marcha, fue secuestrada por agentes de la policía municipal de tránsito. El biciclo había quedado estacionado frente a la plaza
Pinedo, mientras su dueña se estaba manifestando.

Según relató la mujer, al retornar a la plaza, algunas personas le señalaron que habían sido los “zorros” los que llevaron la moto, por lo que recurrió esa misma noche al cuartel de la Policía de Tránsito, pero no pudo retirar su biciclo, en vista a que le exigieron los documentos.

Ayer domingo se presentó con los papeles, pero le dijeron que recién hoy podría retirar su motocicleta. Esta mañana intentó de nuevo, pero ante la negativa del jefe de operaciones Víctor Riquelme, la señora tuvo que convocar a algunos abogados y ciudadanos indignados para exigir la entrega del biciclo.

Los policías de tránsito no presentaron ningún acta de procedimiento, que determine las razones de la confiscación , por lo que, ante la presión de los ciudadanos tuvieron que entregar el biciclo.

La mujer afectada adujo que, la razón por la que fue secuestrada su motocicleta es que, la misma luce varias calcomanías alusivas a las protestas ciudadanas.