Inicio Policiales Fallecimiento de recluso deja dudas en sus familiares

Fallecimiento de recluso deja dudas en sus familiares

El hombre estaba preso en la Penitenciaría Regional de Concepción, lugar del cual fue traído de urgencia al Hospital Regional, donde se produjo su deceso. Sus allegados no creen la versión oficial de una causa natural del fallecimiento.

0
Publicidad

El recluso fallecido está identificado como César Báez (41), quien estaba con medida de prisión preventiva desde hace dos meses por un supuesto hecho de violencia familiar. El hombre fue ingresado esta madrugada alrededor de las 02:00 en urgencias del Hospital Regional de Concepción con un cuadro grave.

Su deceso se produjo a las 05:00 aproximadamente, según informó el médico de guardia y el diagnóstico indica que el recluso estaba con un shock séptico (infección generalizada), cuyas causas aun no fueron determinadas.

Según los familiares, quienes se enteraron recién esta mañana a las 10:00, los médicos les informaron que la causa de la muerte fue un infarto. Sin embargo, los mismos dudan de tal versión, porque afirman que el cadáver presenta algunas escoriaciones y lesiones que aparentan haber sido hechas con algún objeto punzante.

La duda de los allegados de Báez se refuerza con la versión de que un guardiacárcel le habría dicho a uno de los hijos del hoy fallecido, que el recluso fue acuchillado.

La agente fiscal interviniente, Ondina Cabral, explicó que en ningún momento los médicos informaron de la existencia de heridas en el cuerpo del fallecido. Por otro lado, expresó que de la cárcel le pasaron el dato de que Báez tenía ya dolencias desde hace unos dias y estaba siendo atendido en la enfermería del penal. Asimismo, Cabral señaló que están a la espera de los resultados de algunos estudios realizados al recluso, con lo que se aclararía más el panorama.

La familia de Báez, compuesta de la ahora viuda con sus cinco hijos y que reside en el barrio Primavera de Concepción, es de condición muy humilde, ya que se dedica al reciclado de basura. El hombre había sido denunciado por una vecina, pero su mujer e hijos niegan que él los haya maltratado.