Inicio Locales Desafiante, intendente asume públicamente vínculos con delincuente

Desafiante, intendente asume públicamente vínculos con delincuente

El intendente municipal de Concepción, Alejandero Tati Urbieta, se exhibió públicamente con el conocido operador político Ricardo David Ramírez, condenado por Perturbación de la Paz Pública y Resistencia y actualmente denunciado por un caso de estafa, en relación a la supuesta venta fraudulenta de un terreno de la comuna.

0
Publicidad

El vínculo granítico con el jefe comunal, alardeado por Ramírez al momento de «negociar» un terreno municipal, se evidenció ayer, como en ocasiones anteriores, cuando ambos se mostraron juntos en algunas reuniones vecinales. Aun existiendo una nueva denuncia por estafa en contra del operador político, Urbieta, mofándose de la ciudadanía, lo mantiene en su entorno cercano.

Según testimonios y publicaciones en redes sociales «padrino» e «ahijado» estuvieron en los barrios Santa María y Santo Domingo, acompañando a vecinos que organizaron actividades para recaudar fondos. Aparentemente, Ramírez hizo de gestor ante el intendente, a fin de conseguir recursos para «apoyar» esas tareas.

Sobre Ricardo David Ramírez pesa una reciente acusación por parte de una docente, a quien ofreció en venta un terreno municipal y logró sacarle la suma de G. 5.400.000, en concepto de gastos de gestión. El joven habría alegado una fuerte influencia sobre el intendente Urbieta, como garantía para la venta. Sin embargo, la «negociación» no culminó y Ramírez se quedó con el dinero de la denunciante.

Por otro lado, el protegido del intendente se encuentra cumpliendo una condena de 2 años con pena suspendida, por el delito de Perturbación de la Paz Pública y recientemente fue condenado a pagar una multa de 5 millones de guaraníes, por un caso de resistencia. Asimismo, soporta un proceso por estafa, en perjuicio de una ciudadana boliviana, a quien habría embaucado varios millones de guaraníes por la venta fraudulenta de un lote de terreno.