Inicio Locales Acusan a Jefe del clan Urbieta de despojo y persecución

Acusan a Jefe del clan Urbieta de despojo y persecución

La denuncia fue hecha en contra del señor Hugo Urbieta Calderón, padre del intendente Alejandro Tati Urbieta y del diputado nacional Luis Urbieta, por la viuda de su propio hermano.

0

Nilsa Colmán es la viuda de Cristóbal Javier Urbieta, hermano del farmacéutico Hugo Urbieta. La misma acusó a este último de haberse apropiado de toda la herencia familiar, dejando a sus hermanos prácticamente sin nada.

La mujer, que estuvo fuera de Concepción durante una década, reclama que nunca se realizó la sucesión sobre los bienes dejados por los padres de los Urbieta y que un inmueble, ubicado en Brasil y Gral Garay de la capital departamental, pertenece legítimamente a los hijos de Cristóbal. En dicha propiedad se encuentra ubicada actualmente la radioemisora perteneciente a Hugo Urbieta y familia.

Según relató Nilsa, diez años atrás ella dejó en la mencionada casa a sus dos hijos y migró a otra ciudad, buscando mejores horizontes. En ese interín, Hugo Urbieta maniobró para sacar a ambos sobrinos suyos de la casa y apropiarse de ella. A cambio, entregó de palabra a los jóvenes un lote de terreno en el barrio Fátima de Concepción.

De acuerdo a la versión de la mujer, ella regresó a Concepción y se enteró de lo ocurrido. “Vine a encontrar una radio en la casa que es de mis hijos”, lamentó. Por otro lado, manifestó que actualmente, Hugo Urbieta está por desalojar nuevamente a sus sobrinos del terreno que les había cedido solo de palabras.

“Uno de mis hijos vino para hablar con él en su oficina y fue echado como perro”, señaló Nilsa y agregó que Hugo Urbieta había desalojado hasta los restos de su hermano Cristóbal del panteón donde se encontraban.

La mujer significó que la persecución del farmacéutico, “jefe del clan”, contra su propio hermano y familia, data de 30 años atrás, pero que ella peleará porque se haga justicia. “Como tiene poder y como tiene plata, se cree dueño de Concepción”, resaltó.