Inicio Opinión A nivel de compadres (Compai ro’ope)

A nivel de compadres (Compai ro’ope)

0
Publicidad

Por Félix Ramos

El brillo y lucimiento pleno de las fiestas de fin de año en Concepción, dependerán en gran medida del Ministerio Público. Tal afirmación, aunque parezca, no es tan descabellada, considerando la perfomance de una representante «alhaja» de la institución, en estos días . – – – .
Es que uno ni se imagina cómo serían Navidad y Año Nuevo sin los petardos y fuegos artificiales y así como caminan las cosas en Concepción, estaríamos ante la posibilidad de prescindir de su uso, ante el riesgo de que vayamos a parar todos a la cárcel. – – – .
La agente fiscal «comai» del intendente, que por lo visto desde sus primeros días de vida fue peculiar,  porque es portadora de tres nombres, se puso los «pantalones» y decidió meter pata al freno de las marchas ciudadanas. – – – .
Pasando por su parte mas obscura los principios elementales de un Estado de Derecho, la «comai», ordenó la captura de cuatro ciudadanos que explosionaron petardos, sindicándolos como responsables del hecho punible de coacción. Los pobres desgraciados, que solo echaron mano a lo dispuesto en el artículo 138 de la Constitución Nacional, de seguro serán imputados y probablemente remitidos a la cárcel, porque así dispone el libreto. – – – .
La inusual celeridad y pulcritud con que la «maína de la nena» está ejecutando la tarea, ya se notó hace unos días, cuando imputó y en connivencia con una conocida «joya» de la Magistratura Judicial, remitió a prisión a dos ciudadanos, por supuestamente portar honditas. La misión está siendo llevada contra viento y marea por la «madre espiritual», aun a riesgo de terminar sin pena ni gloria su corta carrera. – – – .
Considerando estos antecedentes y presupuestando el escenario dejado por el «paíno Minguelo», que plagó el Sistema de Justicia, salvo honrosas excepciones, de gente inútil y/o venal, los comerciantes de Concepción, que suelen hacer su «agosto» con la venta de mbocabichos, doce por una y fuegos artificiales, deberían ir pensando seriamente en la cuestión. No estaría por demás, que fueran haciendo cálculos con el calendario, a ver si durante las fiestas no estará nuevamente de turno la «comai» del intendente. – – – .
Total, gente prevenida vale por dos y la historia enseña que, los lazos entre «comais» y «compais» siempre han sido los mas fuertes. Además, está visto que la susodicha no tiene la más p… (pálida) intención de apartarse, por decoro, de estos casos que se relacionan con las protestas contra su compadre.